PINO CHINO

Bienvenido Calistenico a un nuevo articulo de Sons Of Calisthenics. 

El origen del Entrenamiento Personalizado o Personal Training no esta bien definido en la bibliografía con lugares y fechas específicas, aunque la mayoría de los investigadores coincide que fue en USA donde esta práctica tuvo su nacimiento. Es muy probable que su origen este relacionado con el poder económico y con la fama de algunas personas en dicho país (Roberts ’96).

Los primeros registros de entrenamiento personal se remontan a los años donde el fisicoculturismo comenzaba a ser popular y se entrenaba a figuras de la época. Los hermanos Weider fueron los mas conocidos dentro de esta profesión. Pero este tipo de entrenamiento estaba organizado solo para el ámbito del gimnasio y no ocupaba otro objetivo mas que ganar torneos del deporte mencionado.

Algunos pueden decir que Vic Tanny fue uno de los pioneros al abrir en el ’47 un centro de ejercicio en Santa Monica – California y que se dedico a entrenar personajes famosos del cine o

empresarios exitosos en forma personal. Debemos recordar que estos fueron años de posguerra y que la actividad física no era todavía el fenómeno que conocemos hoy.

Por otro lado una gran mayoría de personas cree que fue Kenneth Cooper en los ’60 uno de los primeros protagonistas en este tipo de entrenamiento. A Cooper se lo apodó el padre del aerobismo ya que ayudado por los medios de comunicación, popularizo en USA el hábito de salir a correr con el objetivo de mejorar la salud.

Los medios de comunicación y los cambios en las enfermedades epidemiológicas de la población hizo que la gente volcara su atención hacia la medicina deportiva y a la necesidad de realizar ejercicio en forma regular para mejorar la salud y prevenir enfermedades. Este fenómeno generó la apertura de una gran cantidad de instituciones donde uno puede realizar ejercicio (pesas, aeróbics, etc) y esto dio un gran empuje al entrenamiento personalizado

Pero volviendo al origen de este tipo de entrenamiento creemos que fue la fama y el poder económico los que dieron nacimiento a esta tendencia. En los años dorados de la cinematografía de Hollywood (50s – 60s), los actores o las personas de mucho dinero comenzaron a solicitar a los profesionales del ejercicio que los atendieran en forma particular, en sus casas o en lugares donde no asistiera gente en forma masiva debido a su grado de popularidad. Esta relación dio nacimiento a una nueva figura que administra el ejercicio y que se lo denominó Entrenador Personal y que hasta ese momento no existía. De mas esta decir que los costos de este servicio son totalmente diferentes a los convencionales.

Cabe aclarar que para esa época las figuras que sobresalían en las ciencias del ejercicio físico eran:

  • Profesor de educación física (ámbito escolar).
  • El entrenador del gimnasio (ámbito privado).
  • Los entrenadores de deportes.
  • Clases de deportes particulares (tenis – golf).

O sea que hasta el momento no existía la figura de un profesional académicamente formado que atienda los objetivos de la gente con exclusividad fuera y/o dentro del ámbito de las instituciones y/o facilidades deportivas.

Otro aspecto que ayudó a que la gente se volcara masivamente hacia el ejercicio fueron los programas televisivos de danzas aeróbicas para mantener la salud. Un ejemplo de los mas populares fue en los ’50 fue el programa de Jack LaLanne.

Por otro lado en la década del ’70 Jakie Sorensen popularizo el Aerobics como forma de ejercicio y este se diseminó rápidamente en todo el mundo por la gran aceptación principalmente del publico femenino. De echo, hasta la cinematografía se ha encargado de poner en la pantalla historias relacionadas con el Aerobics.

Pero es claro que este tipo de clases son grupales y tienen una gran desventaja que se basa en la imposibilidad de atender las variaciones fisiológicas individuales. Esto quiere decir que por ejemplo si se proponen trabajos de fuerza como las extensiones de brazos, y el entrenador plantea la realización de 5 series de 30 repeticiones, es muy probable que para algunos esta exigencia sea tolerable y que para otras personas, con menos aptitud física sea imposible de realizar.

Esto se pone de manifiesto también cuando se analizan las variaciones cardiorrespiratorias. Sobre todo la frecuencia cardiaca que tiene una variación muy amplia, inclusive cuando se analiza personas de edades similares. Por lo tanto este tipo de clase representa todo lo contrario al espíritu del entrenamiento personalizado.

El entrenamiento personalizado según Roberts ’96 se define como:

“Una profesión que instruye y entrena clientes, generalmente en una situación individual en la realización de ejercicios seguros y apropiados, con el objetivo de incrementar la aptitud física y la salud.”

Esta simple definición nos permite comprender que existe un cliente, el cual paga por servicios de carácter individual. Esto quiere decir que el profesional debe atender sus objetivos de orden fisiológico, sus características individuales, de horario y de lugar o espacio físico. También debe atender sus gustos personales en cuanto al tipo de actividad física preferida, sin perder de vista si las mismas pueden cumplir sus objetivos personales y/o los solicitados por otro profesional (médico).

Por ejemplo si a nuestro cliente le gusta realizar caminatas en la montaña, debemos analizar si estas pueden cumplir con el objetivo propuesto antes de comenzar el proceso de entrenamiento.

Diferencia entre Servicio Personalizado y Entrenamiento Personalizado

Es necesario hacer esta diferencia ya que algunos profesionales en nuestro país confunden la naturaleza del entrenamiento personal con una buena y adecuada atención que se puede brindar en los gimnasios en la forma general tradicional.

Administrar un entrenamiento personalizado implica estar al servicio de la persona que paga por el mismo durante la ejecución del programa de ejercicios, el cual se planifica de acuerdo a las necesidades y preferencias específicas del cliente.

En algunos gimnasios se ofrece un servicio que consiste en planificar por escrito y con anterioridad el programa de ejercicio de los clientes para que estos lo ejecuten durante el horario en que esta abierto el gimnasio.

Si bien este servicio se diferencia de las orientaciones e indicaciones generales que imparte el profesor a cargo del gimnasio durante una sesión a un cliente, dista mucho de ser un entrenamiento personalizado. En todo caso será un servicio de mayor jerarquía pero de ninguna manera eso es sinónimo de cumplir la función de entrenador personal.

En realidad este tipo de entrenamiento no puede incluir caminatas o carreras fuera de las instalaciones o ejercicio al aire libre o bicicleteadas o sesiones de deporte alternativo, por que eso implicaría que un profesional se haga cargo de la actividad en forma individual, no pudiendo atender en el gimnasio a los otros clientes.

Desafortunadamente estos profesionales promueven esto como entrenamiento personalizado desvirtuando la calidad que debe tener el mismo.

¿Pero entonces que es entrenamiento personalizado?

Es un proceso de entrenamiento donde el profesional esta exclusivamente al servicio del cliente, que planifica respetando los gustos y preferencias del mismo y que controla, tanto durante la ejecución del programa como así también a través de la evaluación de la aptitud física.