Bienvenido Calistenico a un nuevo articulo de Sons Of Calisthenics.

Hoy vamos a hablar de un tema muy importante y se trata de como establecer Objetivos.

Tanto si eres un deportista aficionado como un atleta de élite, la planificación de los objetivos tanto a nivel individual como de equipo son una tarea prioritaria e imprescindible.

En la actualidad, el deporte es cada vez más competitivo independientemente de si hablamos de atletas amateurs o profesionales. Cada detalle puede marcar la diferencia y por este motivo tenemos que dedicar el tiempo necesario a la correcta planificación de nuestros objetivos.

Antes de empezar, es indispensable ser totalmente honestos y sinceros con nosotros  mismos sobre dónde nos encontramos como punto de partida. Para ello tendremos como referencia nuestras marcas personales en anteriores entrenamientos y competencias oficiales, además de factores físicos y mentales tales como lesiones o desequilibrios emocionales.

¿Qué son los S.M.A.R.T GOALS?

El termino S.M.A.R.T. fue utilizado y nace por primera vez en Noviembre de 1981 por George T. Doran, un consultor y Director de Planeación para la Compañía de Agua de Washington. Este autor publicó un artículo titulado: “There is a SMART way to write management´s goals and objectives” (traducido al castellano sería: “Existe una forma INTELIGENTE de redactar metas y objetivos”).

S.M.A.R.T. es un acrónimo de 5 palabras o criterios que permite plantear tus objetivos de la siguiente manera:

 

Specific (Especifico)

Measurable (Medible)

Attainable (Alcanzable)

Relevant (Relevante)

Time Bound (Temporal)

 

A continuación veremos con más detalle cada uno de estos puntos para poder comprender mejor su significado y como interactuar con ellos.

Específico: Hay que ser concretos, minuciosos y detallistas con lo que pretendemos conseguir. No vale con tener “una idea” de lo que se quiere. Tienes que saber con exactitud milimétrica lo que quieres.

Medible: El objetivo tiene que poder ser medido en términos cuantitativos y/o cualitativos. Por ejemplo: “Quiero perder 4 kg” (cuantitativo)/ “Quiero verme más musculado” (cualitativo)/ “Quiero ganar 4 kg de músculo” (cuantitativo y cualitativo).

Alcanzable: Tenemos que tener en claro con que recursos técnicos, tácticos, físicos y mentales contamos para que el objetivo que planteamos sea realizable y no imposible de concretar. Esto se convertira en un reto, donde necesitaremos de nuestro compromiso y honestidad para lograrlo, aumentando nuestra motivación.

Realista: Sin miedo al éxito, pero con los pies en la tierra. Es decir que sí, por supuesto, sueña a lo grande y aspira a lo más alto, pero sé conciente de tus limitaciones.

Temporal: Es imprescindible que determines la fecha límite para lograr el objetivo. Por supuesto tendrás objetivos corto, medio y largo plazo; todos ellos deben tener un plazo concreto para su consecución.

 

Poniendo en práctica estos 5 puntos podrás dilucidar tu camino hacia el éxito. Sin duda, estos elementos te permitirán dar pasos concretos en la buena dirección y, más importante aún, saber cuando haz llegado a cumplir con el objetivo marcado ya que sabrás exactamente cuál es tu objetivo, cómo conseguirlo y cuándo sucederá.